miércoles, 23 de abril de 2014

 

Salud

13 / 08 / 2010
- 06:08:04
Pagarán "bypass" gástrico a empleados obsesos para evitar enfermedades peores
/ ASP
El gobierno del estado de Carolina del Sur (EE.UU.) preocupado por la salud de sus empleados pagará la operación de reducción de estómago a un centenar de funcionarios para "prevenir" otras enfermedades relacionadas con la obesidad.

El programa piloto empezará en enero de 2011, según informó hoy el diario The State y cubrirá dos tipos de cirugía, la conocida como "bypass gástrico" o la banda gástrica, con la que se consigue reducir el tamaño del estómago del paciente y limitar la cantidad de alimentos ingeridos.

Las tasas de obesidad en Estados Unidos están creciendo rápidamente y según nuevos resultados publicados por el Centro para el Control de Enfermedades y Prevención (CDC) este mes han puesto de manifiesto que el número de personas obesas en el país ha aumentado en alrededor de 2,4 millones desde 2007 hasta 2009.

Esto significa que en la actualidad hay alrededor de 72,5 millones de personas obesas en el país, aproximadamente el 26 por ciento de la población.

El estudio encontró además que las tasas nacionales eran superadas en 9 estados del país, donde las cifras de obesos llegan hasta el 30 por ciento.

Precisamente, Carolina del Sur es uno de estos estados, donde según el informe la obesidad se ha duplicado en los últimos 20 años y aproximadamente 2 de cada 3 adultos pueden considerarse obesos o con sobrepeso.

El gobierno local ha calculado que anualmente se gasta unos 1.000 millones de dólares en atención sanitaria derivada de enfermedades relacionadas con la obesidad como asma, diabetes y alta presión.

Los funcionarios seleccionados podrán someterse a una operación conocida como "bypass gástrico", que consiste en disminuir quirúrgicamente el tamaño del estómago de una persona, por lo tanto reduciendo el apetito del paciente y la cantidad de alimento que necesitan para sentirse satisfechos.

Cada cirugía costará unos 24.000 dólares, lo que significa que el precio del programa podría alcanzar unos 2,4 millones de dólares.

El valor del programa ha sido criticado por algunos, que creen que el dinero podría utilizarse para financiar otras cuestiones como el fomento del empleo en este estado, donde al igual que en el resto de Estados Unidos se está notando el impacto de la recesió